merchandising
|

¿QUÉ ES EL MERCHANDISING?

La mayoría de las personas tenemos una idea equivocada de lo que realmente es el merchandising. Solemos asociar este término a los regalos u objetos corporativos que crea una empresa con su logotipo, pero esa definición es totalmente ERRÓNEA

El merchandising es “un conjunto de técnicas coordinadas entre fabricante y distribuidor, aplicadas en el punto de venta para motivar el acto de compra de la forma más rentable para ambos, satisfaciendo las necesidades del consumidor” -Asociación Española de Codificación Comercial.

Desde el punto de vista de un fabricante, el merchandising consiste en dar a conocer de una manera eficaz sus productos en el punto de venta. Para ello debemos utilizar un packaing atractivo y una publicidad en el establecimiento que atraiga la atención de los clientes hacia el producto.

Por otro lado, el merchandising visto desde el punto de vista de un distribuidor (detallista) consiste en un conjunto de técnicas y herramientas que consigan aumentar las ventas en el establecimiento (colores, olores, disposición del mobiliario, escaparate, tamaño de los pasillos…).

Elementos de la arquitectura de un establecimiento.

Un especialista en merchandising debe resolver a nivel técnico y estético el diseño de los elementos que forman la arquitectura de un establecimiento comercial. El objetivo es organizar la superficie de ventas de una manera estratégica, lógica, cómoda y ordenada. Se busca generar una buena actitud hacia la compra y una experiencia positiva en el cliente con el fin de aumentar la rentabilidad del negocio.

Determinación del punto de acceso:

La situación del punto de acceso es un aspecto vital en el diseño del interior de un establecimiento comercial. Ya que este aspecto determinará el recorrido que los clientes realicen por la superficie de ventas.

Siempre que sea posible, os aconsejamos localizar el punto de acceso a la derecha. El motivo principal es situar a los clientes en un punto de partida que propicie el sentido de flujo de circulación de manera natural. 

Merchandising. Zona caliente y fría de una tienda

Atendiendo a diversos estudios (Distribución y Merchandising, op. cit., Henrik Salén), cuando los clientes acceden a un establecimiento tienen una clara tendencia a dirigirse hacia adelante y girando en sentido contrario a las agujas del reloj.

Mostradores y probadores:

Para explicar la localización de los mostradores y probadores de un establecimiento primero debemos saber qué es la zona fría y la zona caliente de una superficie comercial. 

  • La zona fría hace referencia a aquellas partes de un establecimiento que son menos transitadas. Es decir, si pusiéramos un contador de pasos, estas zonas son las que menos pasos registrarían.
  • La zona caliente, por el contrario, es la zona más concurrida y transitada de una superficie de ventas.

Una vez explicado esto, debemos saber que la localización idónea de los mostradores y los probadores de un establecimiento depende de la dimensión del mismo. En los establecimientos de menos de 400 m² es preferible que estén colocados en la zona fría (normalmente esta zona coincide con la parte del final del establecimiento). De esta manera “obligaremos” a los clientes a dirigirse hacia esa zona y ver los productos situados allí. 

Sin embargo, en establecimientos de mayor tamaño (mayores de 400 m²), el mostrador principal debe estar localizado en la zona intermedia para, de esta forma, poder ver y controlar el flujo de clientes que entra y sale de nuestro establecimiento y poder controlar los posibles hurtos.

Merchandising. Distribución de tienda.

El merchandising es un amplio mundo que poco a poco os iremos descubriendo ¡Déjanos un comentario con tu opinión! No olvides que estamos para ayudarte en tu negocio. Si tienes cualquier duda contáctanos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.